domingo, 31 de enero de 2010

Críticas: 9

9
NOTA: 4 / 10
Dirección: Shane Acker
Guión: Pamela Pettler
Elenco (voices): Elijah Wood, John C. Reilly, Jennifer Connelly, Christopher Plummer, Crispin Glover
Música: Danny Elfman
Género: Animación, Fantasía
Estudio: Universal Pictures

Hoy en día todos los estudios de Hollywood invierten en adaptaciones de novelas, comics, series de tv, etc, todo para llevarlo a la gran pantalla y sacar beneficios de la taquilla, pero ahora incluso más que adaptar se ha llegado a estirar, como ocurrió con el corto 9 que se convierte en un filme de 70 minutos post-apocalíptico que carece de ideas sólidas para sustentar lo que antes fue un genial corto.

En teoría, buena idea ante la grave carencia de las mismas. Lo malo, en la práctica, es que más que alargar se estira. Tanto en ocasiones que la cuerda termina por romperse, como en el refrán, y otras también, siguiendo con el refranero, sin importar esa catástrofe hasta que el saco acabe por reventar. Número 9 fue antes corto de los buenos y mediáticos, tanto que recibió una candidatura al Oscar donde llamó la atención de Tim Burton y Timur Bekmambetov. Ambos nombres no imponen su estilo ni inspiran a Shane Acker (aunque parezca que algo del primero hay en la cinta) sino que simplemente se rascan el bolsillo para convertir el corto en largo.



9 luce un diseño original, que sin ser rompedor ni excesivamente extraño, sí es cautivador, con una historia entretenida, a medio camino entre la aventura post-apocalíptica y el drama, mezclado con la sempiterna crítica al totalitarismo y la ambición humana. Donde obviamente su mayor aporte es la sólida base técnica de los muñecos de trapo, la música y los exteriores post-apocalípticos diseñados por computador son lo mejor que tiene la película, ya que a pesar de partir en un punto vació donde su protagonista no sabe nada todo se vuelve demasiado simplón y repetitivo.

Ni es innovadora, ni rompedora, ni distinta, pero sí muy digna y divertida, con un buen fondo y algunos grandes momentos, pero gigantescos vacíos de guión y de ritmo, convirtiendo en lastre insalvable esos minutos de relleno que tanto aburren con escenas de persecución sin sentido y para qué hablar de todos los muñecos de trapo cuyas caracterizaciones sólo están a medio construidas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...