miércoles, 19 de enero de 2011

CRÍTICA: TRUE GRIT


TRUE GRIT / TEMPLE DE ACERO
9.0 / 10
Dirección: Joel & Ethan Coen
Guión: Joel & Ethan Coen, basado en la novela de Charles Portis
Elenco: Jeff Bridges, Hailee Steinfeld, Matt Damon, Josh Broslin, Narry Pepper
Música: Carter Burwell
Fotografía: Roger Deakins
Distribuido por: Paramount Pictures

Debo decir que luego de A Serious Man y Burn After Reading quede decepcionado de los Coen. Tal vez no sea el más indicado para hablar sobre su forma de realizar comedias, pero aquellos trabajaos quedan lejos de sus grandes obras que nos hicieron admirarlos y ver sus películas. Pero con True Grit los Heranos Coen vuelven a la gloria, presentándonos un western que sale de lo normal ya que logra ser una entretención de calidad y deja de lado aquel pensamiento de que los westerns son latosos de ver (como Appalossa). True Grit se beneficia de una historia narrada a modo de anécdota y de una figura central potente interpretada por Hailee Steinfeld. Absoluta protagonista de la película.
Una manera de comenzar a describir el personaje de Steinfeld dentro de la obra de los Coens es de la siguiente manera: Por siglos, la historia y la sociedad han perpetuado la idea de que el sexo femenino no sólo es débil sino que también está siempre sin ayuda y necesitan de un hombre fuerte que las proteja. En la adaptación de la novela de Charles Portis el personaje de Hailee, Mattie Ross, no es una de estar mujeres. Su padre ha sido asesinado por un hombre a sangre fría y lo que ella busca es justicia, pero la policía local no puede hacer nada por el momento y se siente abandonada en este caso. Con tan sólo 14 años Mattie Ross buscara la venganza contratando a un Marshall interpretado por Jeff Bridges y dará inicio a la búsqueda del asesino de su padre.
Lo que hace especial True Grit es como los Coen construyen este personaje de una manera muy cuidadosa, ya que la pequeña Mattie Ross no se adentra sola en territorio indio para vengar a su padre sino que realiza diligencias antes para poder conseguir ayuda, ella está consciente de sus limitaciones de edad, y también de su coraje. Eso es lo que hace el personaje de Hailee Steinfeld una interpretación digna de premio y todos los halagos que tenga. Sus posibilidades de éxito dependerán de cómo los Académicos la voten, si cae en la categoría de Mejor Actriz será una muy buena forma de premiarla con la sola nominación, pero desafortunadamente no podrá hacerle el peso a la interpretación de Portman en Black Swan, en cambio, si cae en Mejor Actriz de Reparto Steinfeld tiene mayores posibilidades y un triunfo casi asegurado sobre todo si su mayor competencia que es Melissa Leo no sólo dividirá votos con la también premiada Amy Adams sino que su olvido en los BAFTA le pesa, ya que Adams y Stienfeld si obtuvieron apoyo por parte de la Academia Británica. La suerte de Hailee está en las manos de los Académicos y su manera de nominar.
En cuanto a los demás actores, los Coen se han dado el lujo de contar con un reparto muy bueno, partiendo con Bridges que seguramente lo veremos nominado nuevamente en Mejor Actor, en tanto que Damon ha demostrado ser un actor consistente con su trabajo, lástima que esta vez no acabara nominado principalmente por la poca fuerza que el filme está provocando en la temporada de premios, culpo de todo esto a su tardío estreno, fue una jugada muy arriesgada y toda la atención se está centrando en la revelación que es Hailee Steinfeld y dejando de lado los demás atributos de la película. Eso sí espero que la fotografía magistral de Roger Deakins por fin sea premiada, Deakins es une excelente profesional y aquí realiza uno de sus mejores trabajos, la película es sobresaliente en el plano técnico y es aquí donde encontramos su punto culmine. En conclusión los Coen han desarrollado un producto que se está vendiendo bien a nivel comercial y también en materia de criticas, esperemos que luego de este gran trabajo sigan sobresaliéndose, para mí que el western es el mejor género a tratar para ellos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...