sábado, 7 de agosto de 2010

Crítica: The Twilight Saga: Eclipse


THE TWILIGHT SAGA: ECLIPSE
LA SAGA CREPÚSCULO: ECLIPSE
3 / 10

Dirección: David Slade
Guión: Melissa Rosenberg, Stephenie Meyer (novela)
Elenco: Robert Pattinson, Kristen Stewart, Taylor Lautner, Anna Kendrick, Dakota Fanning, Bryce Dallas Howard, Nikki Reed, Kellan Lutz
Música: Howard Shore
Género: Fantástico, Romance, Drama
Estudio: Summit

Eclipse resulta una película mucho más aceptable que su predecesora Luna Nueva (que lejos ha sido la peor película de la saga), Eclipse es más rápida detalle aportado por las escenas de acción que abundan en mayor cantidad que en los filmes anteriores, y además contiene un metraje un poco menos excesivo que Luna Nueva (los realizadores deberían plantearse seriamente disminuir a las hora y media u hora y cuarenta minutos ya que dos horas es demasiado). Pero aún así Eclipse sufre de un defecto importante, no logra aportar nada interesante a la historia. Haciendo ver que esta tercera parte es una simple película estiradísima para lograr una conexión con la última parte, aunque todos sabemos que su realización tiene que ver con los miles de dólares que ha aportado a Summit (el estudio detrás de Twilight) ya que Eclipse vuelve a tratar lo mismo que en las películas anteriores: Bella queriéndose ser un vampiro, Bella indecisa sobre Edward y Jacob, vampiros detrás de Bella, los Volturi corruptos y detrás de Bella, en fin más de lo mismo.

Como el resto de entregas, subyace un mensaje a favor del autocontrol en las relaciones sexuales, que ya estaba presente en la obra de Meyer. En los anteriores films, las reflexiones sobre este tema se hacían con sutilidad, a través de la metáfora del vampirismo (el protagonista se contenía, y reprimía sus instintos naturales para no morder), pero en esta ocasión se explica claramente en varias secuencias.

Mientras que en los protagonistas a pesar de la química lograda entre Robert Pattinson y Kristen Stewart sus actuaciones en escena no convencen como deberían, están a cargo de los roles protagónicos y sus interpretaciones son simplemente frías y sin ninguna emoción. Está bien que Bella sufra todo el filme como ocurre con sus predecesoras, pero cuando llega el momento de utilizar correctamente los silencios lo hace fatal al igual que su parner Robert Pattinson. Definitivamente es un problema tanto de ellos al no apegarse a un guión que tampoco les ofrece mucho. Con ello el desarrollo de los personajes principales deja bastante que desear, compensándose con los sólidos minutos que se les dedica a determinados secundarios. Es lo que acontece cuando observamos el pasado de Jasper y, sobre todo, el de Rosalie. Mientras que los esfuerzos de Taylor Lautner por darle pasión al triangulo amoroso quedan en cero debido a un relato que carece de sustancia.

Existen dos partes claramente diferenciadas dentro del largometraje: la romántica y la fantástica. Respecto a la primera, no llegó a interesarme en ningún momento, pues se resuelve con una empalagosa cursilería que sólo satisfará a un concreto sector de la audiencia. Estas escenas provocan una molesta morosidad en la narración y un obvio desequilibrio en su ritmo, algo que, por cierto, ya sucedía en las anteriores entregas de la saga (los orígenes literarios del guión también tienen que ver en el asunto).

A pesar de su sencillez, desde luego me quedo con la vertiente fantástica de Eclipse; Victoria y la sombra de los Vulturis animan un poco la función, y ello a pesar de que uno tiene la sensación de que se ha desaprovechado este aspecto de la trama. Las escenas de acción se incrementan, resolviéndolas David Slade con una agradecida eficacia, sobre todo en el tramo final del filme. Los efectos especiales cumplen con su cometido, si bien a estas alturas llama la atención que, con la cantidad de dinero que ha generado esta licencia, sus responsables ajusten de tal forma su presupuesto que no quieran elevar las partidas destinadas a este apartado.

Y finalmente ¿cuál fue el punto de contratar a Dakota Fanning y Bryce Dallas Howard? Ya que en ningún se les saca provecho, ambas son grandes actrices de diferentes generaciones, pero que son reconocidas por el público en general debido a su talento pero sin embargo en Eclipse se les desaprovecha limitando a Fanning a unas pocas incursiones donde trabaja más la mirada que los diálogos mientras que Howard es una villana que le da emoción al filme, pero al ser su personaje mal trabajado su talento se ve despreciado a unas simples tomas de acción. Y por último Anna Kendrick la única actriz que desde el inicio de la saga ha sido consistente y una gran actuación de la reciente nominada al Oscar. Mientras que para completar Eclipse se encuentra su banda sonora característica de estos filmes que generalmente es muy buena, pero aún así la selección de canciones no me parece tan buena como la hecha en Crepúsculo, eso sí sin despreciarla. Gran aporte de estos filmes es la música.






2 comentarios:

Lalo Martín dijo...

Qué coincidencia! Precisamente ayer publiqué mi reseña sobre esta película...

tagskie dijo...

hi.. just dropping by here... have a nice day! http://kantahanan.blogspot.com/

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...