lunes, 14 de febrero de 2011

CRÍTICA: BLACK SWAN


BLACK SWAN/ El Cisne Negro

9.0 / 10

Dirección: Darren Aronofsky

Guión: Mark Heyman, Andres Heinz & John McLaughlin

Elenco: Natalie Portman, Mila Kunis, Vincent Cassel, Barbara Hershey, Winona Ryder

Música: Clint Mansell

Fotografía: Matthew Libatique

Edición: Andrew Weisblum

Distribuido por: Fox Searchlight Pictures

La película comienza con un plano sobre lo que a primera vista su protagonista describe como un “loco sueño” sobre una bailarina que se convierte en un cisne. Este poético inicio marca lo mejor que Darren Aronofsky ha hecho; la construcción de un genial thriller psicológico en manos de una idea original. Algo que se agradece en un mundo donde las adaptaciones sobre un material previamente publicado llenan la mayoría de los estrenos en los cines y televisión.

El guion original de El Cisne Negro recorre la vida de una bailarina de ballet que ya está llegando a aquella edad en que comienza a perder los roles protagónicos de las piezas frente a bailarinas más jóvenes. Su casi nula vida personal se ve enfrentada al rigor del trabajo duro que con lleva ser una bailarina de ballet, un sub mundo del espectáculo bellamente tratado por la dirección de Aronofsky lleno de atrocidades producto de los ensayos y del trastorno psicológico que significa verse enfrentada a otras bailarinas por el puesto principal de una nueva versión del Lago de los Cisnes.

Natalie Portman es quien lleva el arduo trabajo de personificar a Nina Mayers, bailarina cuyo único lazo emocional es su madre (Barbara Hershey) una ex – ballerina, que luego se deberá enfrentar a la psicosis que comienza a sufrir por enfocarse solamente en cumplir las exigencias y tomarse a pecho las criticas que constantemente sufre en su trabajo, también así, para demostrar la perfección que tanto ansia, lo que la llevara a colapsar atacando a sus contrincantes para asegurar su lugar para poder finalmente brillar. Portman realiza en Black Swan lo que es no solamente la mejor actuación de su carrera sino que la mejor actuación femenina de todo el año 2010. Y si logra ganar el Oscar seria reconfortadle saber que aun se premian a los artistas por su trabajo y por solamente a quien tiene la mejor trayectoria. Y lo que mejor demuestra la actuación de Portman son aquellas escenas donde se enfrenta a su alter ego. Vemos la faceta débil e inocente de Nina en contraste de la personalidad confiada y segura de sí misma que representa el cisne negro.

Aunque la película se debe enteramente a un show montado por la interpretación de Portman no podemos menospreciar a un casting de excelencia partiendo por la principal figura masculina Vincent Cassell, la veterana Barbara Hershey y como no Mila Kunis, una joven estrella que con Black Swan comienza a captar una merecida atención por parte de la crítica. Y como último punto sobre el cast seria destacar a Winona Ryder que aunque sea por unos cuantos minutos la vemos brillar como la ballerina que ha sido forzada a retirarse de la compañía de baile. Winona nos demuestra porque en algún tiempo fue considerada una de las mejores actrices y promesas, esperemos que luego de Black Swan su carrera tome buen rumbo una vez más.

Para crear la atmosfera que envuelve la historia de ballet se necesita a un gran y talentoso equipo de técnicos, y Black Swan logra aquello con una fascinante fotografía que rodea al espectáculo del Lago de los Cisnes y como no la música aunque no sea original su autor se lleva un gran merito reinventando la música del Lago de los Cisnes, además los efectos especiales toman parte de la cinta como apartado artístico. Llevándonos a una de las 2 mejores escenas finales de las películas del 2010 (la otra es la del Discurso del Rey).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...