viernes, 26 de diciembre de 2008

Crítica: Frost/Nixon (9.0 / 10)


El escándalo Watergate significó que la Casa Blanca podía estar invadida de personas que pasaran por sobre la ley para cumplir con determinados fines políticos que se alejaban de los principios de la democracia implantada.

Esta es la base del nuevo film del ganador del premio Oscar Ron Howard, teniendo como protagonistas a Frank Langella (Richard Nixon) y a Michael Sheen (David Frost) guiados por un potente y fino guión de Peter Morgan, autor del aplaudido guión de la película The Queen en el 2006.

El verdadero protagonista del filme no es el escándalo de Watergate o la oportunidad de tocar la gloria del carismático David Frost, estrella de la televisión, el protagonista absoluto es el Presidente de los Estados Unidos Richard Nixon, que a través del film vemos su renuncia al poder hasta el momento en que admite haber fallado al pueblo americano.

Ron Howard nos sitúa ante este excelente film político, que toma la estructura de un documental de backstage sobre las entrevistas que realizo Frost a Nixon, entrevistas que han conseguido el nivel más alto de audiencia en la historia de América para este tipo de programas.

Todo comienza con el momento de mayor flaqueza de Nixon: su renuncia al cargo. Convirtiéndose en el hasta ahora único Presidente de los Estados Unidos en renunciar al cargo, Nixon se ve obligado a tomar aquella decisión luego de que su compleja red de protección y obstrucción del proceso de investigación de los culpables del caso Watergate se viera truncada. La película sigue el curso de cómo llego Nixon a meterse en semejando proyecto del cual como todos sabemos significo el fin de su carrera política, esta ya estaba destruida, pero en el momento que admite haber fallado y cometer errores que póstumamente los ciudadanos Norteamericanos debieron pagar se convierte en el momento de su carrera que le muestra la incapacidad ante un cargo de bien público, llegando hasta cuestionar como llego a ser Presidente y que tal vez Frost debió serlo mientras que él debió haberse marginado a ser un entrevistador.

La caída de Nixon y el desafió de triunfo entre esté y Frost hacen de esta película algo imperdible, algo que se debe leer, un film totalmente apasionante que nos muestra ambos aldos del Presidente Richard Nixon a la hora de las entrevistas, una cara fuerte y amenazadora: un Presidente del país más poderoso y también vemos la cara humana, donde los momentos de flaqueza y arrepentimiento abundan, no por lástima de haber lastimado a la gente, sino que siente lastima por haber sido tan tonto como para cometer aquellos errores que le costaron su vida política. Errores que al momento de la entrevista los ve como actuares de personas sin ninguna habilidad política, actuar de un amateur, amateur que resulto ser el mismo al verse involucrado en el caso más emblemático de corrupción de América: Watergate.

La película claramente no es nada sin el impecable guión de Peter Morgan basada en su propia entrevista hecha para el teatro, es un trabajo realmente soberbio, cuya adaptación de tantos diálogos logran que sea algo imperdible, la cantidad excesiva de diálogos entre los personajes no hcaen más que entretenerte, es realmente devorador leer cada línea que Morgan adapto de la obra, no es nada más que el trabajo de un genio. Sumado a una gran banda sonora que refleja aquello momentos memorables como cuando Nixon muestra una cara de arrepentimiento hacía los demás, pero que por dentro es de odio hacía si mismo. Definitivamente Frost/Nixon supero todas mis expectativas, lo único malo aunque muy pequeño es la dirección de Ron Howard que flaquea en algunos momentos claves y de tensión, algo que temía viniendo de Howard, pero él supero mis expectativas, espere ver mucho menos de lo que vi, realmente Howard se supera en este film.

Lo Mejor: Frank Langella en todo su esplendor dramático acompañdo de un gran casting encabezado por Michael Sheen. La Banda Sonora junto al poderoso guión de Morgan transforman a Frost/Nixon en todo un acierto.


Lo Peor: Algunos momentos mínusculos de pobreza cinematografica, recordandonos que Ron Howard aún esun director que esta aprendiendo como lograr la perfección.



Posibilidades en los Oscars 2009, sus nomianciones serán:



- Mejor Actor "Fran Langella" (Posible Ganadora)

- Mejor Guión Adaptado "Peter Morgan"

- Mejor Banda Sonora "Hans Zimmer"

- Mejor Película

2 comentarios:

Mark Rubio dijo...

Buena critica!!

Esta pelicula tengo q verla. Cada vez me atrae mas, aunque no creo q se convierta en una de mis favoritas.

Aunque solo sea por ver la actuacion de Langella, q esta acabandose el año y sigo sin ningun favorito en mejor actor!
jeje

saludos!!

vitonemen dijo...

Yo creo que esta película podria llegar a convertirse en un clasico del cine del ultimo tiempo.
Creo tambien que Langella habia interpretado a Nixon una vez en el teatro.

Muy buena critica.

Saludos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...